• Las artes gráficas no deberían únicamente dirigirse al papel y a los formatos tradicionales, sino también a la parte digital.

    En este blog combinaremos ambos mundos, hablando de aspectos técnicos, opinativos, de tendencias, de novedades, de realidades etc., que afectan en buena parte a las artes gráficas.

    Con el afán de poder ofrecerte artículos de calidad, hechos por personas ligadas a este sector, te proponemos ser parte de La Prestampa, una trama para artes gráficas, en la que tú serás el protagonista principal.

Alfons Mucha es probablemente la figura más importante del Art Nouveau, un movimiento artístico predominante entre el siglo XIX y principios del XX. En este artículo te contaré quién fue este artista,  y su influencia en el movimiento.

1ª época de Alfons Mucha

El Alfons Mucha no fue un gran estudiante, pero siempre destacó por su don para el dibujo. Nacido en el Imperio Austríaco a mediados del siglo XIX, conocido internacionalmente como Alphonse Mucha, fue un pintor y artista polifacético muy ligado al Art Nouveau, una de las corrientes del diseño de su época.

“El arte nunca puede ser nuevo”

Sin embargo y pese a ser uno de sus máximos exponentes Alfons Mucha odiaba el término Art Nouveau y su concepción: “¿Qué es art nouveau?” solía preguntar de forma retórica. Su respuesta estaba cargada de significado: “El arte nunca puede ser nuevo“.

Alphonse Mucha produjo multitud de obras modernistas: pinturas, grabados e incluso diseños de joyería, pero lo más destacado en el mundo del diseño gráfico son sus carteles publicitarios. El salto a la fama se produjo en enero de 1895 tras el encargo de un cartel para publicitar la obra Gismonda de Victorien Sardousu; un cartel litográfico para la famosísima actriz de teatro y cine Sarah Bernhardt y su Théâtre de la Renaissance. Tal fue el impacto de Mucha que Bernhardt le ofreció un contrato de exclusividad de seis años.

Después de eso, Nestlé, Moët-Chandon y Bières de la Meuse fueron solo algunas de las muchas compañías que contrataron a Mucha para diseñar sus anuncios en el París de finales de siglo. Todos estos diseños tienen en común el estilo que Mucha había desarrollado al crear carteles para Bernardt, lo que ayudó a popularizar el estilo Art Nouveau. Este estilo tan personal se llena de mujeres bellas y femeninas, con el pelo suelto, el cuerpo en elegantes movimientos y rodeadas de naturaleza. Además, nos permite conocer la moda de la época.

Los carteles de Alphonse Mucha fueron tan importantes porque elevaron el cartel al nivel de obra de arte, pusieron el foco en la publicidad gráfica y en su importancia estética. Los textos perdían importancia ante las imágenes o, mejor dicho, se fusionaban con ellas.

2ª etapa de Alfons Mucha

En esta segunda época de la prolífica carrera de Alfons y debido a la Guerra, se mudó a Austria, donde pasó 18 años elaborando su proyecto más ambicioso: la Épica eslava, compuesto por veinte pinturas.

“El arte sólo existe para comunicar un mensaje espiritual”

A pesar de la diferencia con la estética brillante y atrevida de sus anteriores carteles, el artista consideró este ciclo y su obra como el más importante de su vida. Con ello buscaba “hacer algo realmente bueno, no solo para el crítico de arte sino también para nuestras almas”.

Tras su gran éxito en el arte comercial, volvió así a sus orígenes, dejando tras de sí un hermoso legado que refleja los mejores años del París de finales del siglo XIX y su explosión artística.

Finalmente murió en Praga donde concluyó con una reflexión muy personal que refleja el variado y profundo recorrido de su obra y que nos dice “el arte existe solo para comunicar un mensaje espiritual”.

El legado de Alfons Mucha

Alfons Mucha ha sido un artista muy influyente e imitado tanto en su arte comercial como el más espiritual o profundo. La aceptación de sus diseños, hechos con exquisita delicadeza y que incluían en su gran mayoría la figura femenina como motivo central le ganó trabajos a nivel internacional, produciendo también la clave ganadora de un estilo artístico comercial a imitar por los ilustradores de la época.

Pese a su corta vida, Aubrey Beardsley destacó como uno de los más originales exponentes del modernismo gráfico, con ilustraciones en blanco y negro de un estilo personalísimo a la vez que controvertido por lo irreverente de sus temas.

Algunas fuentes consultadas

Titulada en Diseño Gráfico y Diseño y Desarrollo de Aplicaciones Web. Fanática de la Historia del Arte y la publicidad original.

Los artículos o vídeos publicados no reflejan necesariamente la opinión de La Prestampa, sino la de los autores que los firman.

familias tipográficas

  • Titulada en Diseño Gráfico y Diseño y Desarrollo de Aplicaciones Web. Fanática de la Historia del Arte y la publicidad original.

La Prestampa no se responsabiliza ni comparte necesariamente las opiniones expresadas en los comentarios, reservándose el derecho a eliminarlos en caso de no cumplir con las normas básicas de educación y respeto. Si es tu primer comentario, éste permanecerá pendiente de aprobación hasta que nuestro equipo lo revise.

Escribe aquí tu comentario

  • Nombre *

  • email *

  • Sitio web (Opcional)

  • Mostrar comentarios

  • Centro de preferencias de privacidad

    Cookies imprescindibles

    Esta página web utiliza cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros que permiten conocer tus hábitos de navegación para darte mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que aceptes su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

    gdpr, wordpress_test_cookie, vchideactivationmsg_vc11, essbhideactivationmsg

    Cookies de análisis

    Utilizamos cookies con el fin de recabar información sobre el uso de los visitantes en nuestra página web.

    gadwp_wg_default_dimension, gadwp_wg_default_metric, gadwp_wg_default_swmetric, _ga, _gat, _gat_gtag, _gid
    1P_JAR, AID, APISID, CONSENT, HSID, NID, S, SAPISID, SID, SIDCC, SSID, intercom-session-kf1dz0pp, OTZ, DV

    Send this to a friend