• Las artes gráficas no deberían únicamente dirigirse al papel y a los formatos tradicionales, sino también a la parte digital.

    En este blog combinaremos ambos mundos, hablando de aspectos técnicos, opinativos, de tendencias, de novedades, de realidades etc., que afectan en buena parte a las artes gráficas.

    Con el afán de poder ofrecerte artículos de calidad, hechos por personas ligadas a este sector, te proponemos ser parte de La Prestampa, una trama para artes gráficas, en la que tú serás el protagonista principal.

tratamientos, postimpresion

¿Cuáles son los principales tratamientos que se dan en postimpresión?

Llega el briefing del cliente, el equipo creativo realiza el diseño final, que pasa al área de preimpresión, donde se ajusta y acaba en la imprenta. ¿Una vez se imprime el arte final hemos acabado? En el 80% de los trabajos tradicionales si, pero en ocasiones el cliente quiere acabados que no se dan al imprimir. Es aquí cuando entra en juego una de las partes fundamentales del proceso de post-impresión: los tratamientos.

A continuación hablaremos de los tres principales: los de superficie, los termográficos y los de estampación. ¡No te lo pierdas!

¿Cuáles son los principales tratamientos de superficie?

¿Para que se dan los tratamientos de superficie?

  • Protegen la imagen impresa de roces o manipulados
  • Abrillantan (toda o parte de la superficie de la hoja impresa)
  • Matizan la superficie
  • Dan textura
  • Preparan para soldar  plásticos, etc.

Algunos de estos tratamientos de superficie son:

1. Barnizado sobre impresión

Consiste en  extender una  capa  fina  de  barniz  transparente  (brillo,  mate, semimate, etc.),  sobre toda  la superficie de la hoja o sobre una parte si se quiere en reserva.

Se recomienda su uso cuando se imprimen grandes fondos de color que posteriormente se tienen que manipular. El barnizado sobre papeles estucados da mejores resultados.

El barniz realza el impreso: su función es sobre todo estética. Generalmente, se realiza en línea con la impresión, como si fuese un color.

2. Barnizado UV

Consiste en un proceso de lacado que puede aplicarse a toda la superficie o sólo a una parte (reserva), por ejemplo sobre un logotipo o sólo sobre una imagen. Se realiza con una laca UV de secado por ultravioleta.

Este tipo de barniz otorga a la hoja un cierto relieve porque la capa depositada es mayor que en el barnizado normal. Si se quiere realizar un plegado en estas hojas barnizadas hay que hacer un hendido previamente, porque se podrían producir grietas por la dureza de la capa de barniz.

Se realiza normalmente en serigrafía, aunque existen máquinas de offset de pliegos muy preparadas (con cuerpos de impresión especiales) para este barnizado.

Se aplica en superficies previamente estucadas y después impresas como en cubiertas de revistas, tapas de libro, publicidad en general, etc.

¿Cuáles son los principales tratamientos de protección?

Conjunto de posibles operaciones efectuadas en línea con la impresión o en el proceso de postimpresión, destinadas a proteger y acondicionar las caras del material impreso para posteriores tratamientos o procesos.

1. Plastificado o laminado

Se llama también laminado y se utiliza para proteger y cambiar la superficie de un impreso. Existen variantes mates, brillantes, con relieve, con texturas,…Las hojas laminadas pueden someterse a hendidos y plegados. Se puede realizar de dos maneras:

  1. De forma líquida (por medio de lacas de polipropileno): sirve para manipular el pliego (doblar y plegar) sin que se rompa la fibra del papel y para abrillantar o matizar a la superficie. Los manipulados y doblados se pueden realizar con plegadora.
  2. En láminas de plástico fino: consiste en extender, encolar y soldar una lámina fina de película de acetato.  Este sistema da cuerpo al pliego y lo protege del manipulado y la humedad. Aplicaciones: impresión comercial en general, folletos, catálogos, publicidad, cubierta de libros…

¿Cuáles son los principales tratamientos de ennoblecimiento?

Normalmente, son acabados que implican un alto coste. Este tipo de tratamientos (u acabados) se aplican sobre parte de la superficie del elemento impreso, otorgándola un toque de distinción y exclusividad.

1. Relieve

Este proceso consiste en levantar zonas de la superficie del papel, cartulina, cartón, etc., por medio de un grabado con la imagen hacia dentro y un contragrabado con la imagen hacia fuera (tipo gofradora).

En la parte superior se coloca el grabado con la imagen hacia dentro; en medio se coloca el papel, y debajo,  el contragrabado. Al ejercer presión sobre éstos, los grabados se unen haciendo que el papel adquiera la forma del grabado superior.

Se puede realizar de varias maneras:

  1. Relieve impreso: primero se imprime y luego se realiza el grabado, registrando impresión y grabado.
  2. Relieve o estampación en seco: se realiza el grabado directamente en el papel, sin impresión.
  3. Contrarrelieve: es el relieve invertido, es decir, hundido en el papel

2.Termografía (Termorrelieve)

Es un sistema especial de impresión. Consiste en dar un relieve a las letras impresas que simula el autentico relieve; es más caro y más elegante.

Este sistema de estampación se basa en imprimir, en Offset o Tipografía un pliego,  textos y cualquier tipo de grafismo con abundancia de tinta, y antes de que la tinta seque espolvorear encima una resina termofusible que se adhiere a la tinta; posteriormente se pasa el impreso por un horno y se funde la resina, dejando las letras en relieve.

Para distinguir un impreso en termografía hay que fijarse en que no hay relieve por la parte de atrás del papel impreso (la estampación en seco sí tiene relieve por detrás).

Es un sistema que se utiliza con frecuencia para dar más valor añadido a tarjetas de visita, membretes de cartas, logos en “la papelería” de las empresas, etc.

3. Estampación

Una de las posibilidades de embellecer un impreso, una etiqueta por ejemplo, es laminar sobre algunas zonas una película metalizada, una emulsión iridiscente, un holograma, etc.

El método de realización consiste en imprimir, mediante una forma en relieve caliente, a través de una película con tres capas: una capa soporte de celofán o similar, la capa metalizada y una capa de pegamento térmico (cola termofusible) sobre el papel impreso en otro sistema; no se utiliza tinta ya que lo que se transfiere es la imagen metalizada.

Se puede metalizar en oro, plata, colores metalizados, etc. Se utiliza en un porcentaje muy alto para cosmética, perfumería, etiquetas de vinos, etc. El proceso de estampación se realiza mediante la estampadora.

Hace relativamente pocos años se ha desarrollado una tecnología de laminación en frío con la que se obtienen resultados muy buenos y se puede metalizar en línea, al mismo tiempo que imprimimos en offset.

¿Cómo reconocer una estampación?

De varias maneras:

  • La metalización se distingue bien de las tintas metalizadas; la estampación en caliente imprime una metalización más perfecta y real.
  • Al imprimir con una forma dura, en relieve y caliente, deja la imagen un poco hundida y por la parte de atrás deja huella en relieve.

Los artículos o vídeos publicados no reflejan necesariamente la opinión de La Prestampa, sino la de los autores que los firman.

familias tipográficas

  • Experto en la creación, gestión, estrategia y difusión de contenidos. Bloguero y apasionado desde hace muchos años a las artes gráficas.

La Prestampa no se responsabiliza ni comparte necesariamente las opiniones expresadas en los comentarios, reservándose el derecho a eliminarlos en caso de no cumplir con las normas básicas de educación y respeto. Si es tu primer comentario, éste permanecerá pendiente de aprobación hasta que nuestro equipo lo revise.

Escribe aquí tu comentario

  • Nombre *

  • email *

  • Sitio web (Opcional)

1 × 2 =

  • Mostrar comentarios

  • Send this to a friend